Tocada, pero nunca hundida.

Imagen

Hay veces en que me miro al espejo y ni yo misma me reconozco. 

Momentos en que no sé si busco perderme o encontrarme, si tomar la vía de escape o darme la vuelta y enfrentarte. No sé si quiero estar despierta o dormir. Si quiero cerrar los ojos para irme o para venir.

Vueltas y vueltas sobre mí misma sin parar. Esperando a que esto pare. A pararme yo sola, quizás. O a que me paren.

Mucho que decir y poco que contar. Sensaciones inefables. Diálogos que se repiten con quien nunca llegaré a hablar. Conmigo misma, sobre mí, por mi culpa, de lo que sucede y de lo que no logro capturar. Remedios caseros. Búsquedas desesperadas. Prórrogas interminables. Intentos en vano. Desesperación. Angustia de aquél al que sólo le queda la espera. Culpabilidad del que sabe. Amor del que persevera.

Qué bien estaría si nunca tropezáramos. Si nunca cayéramos. Si fuéramos capaces de ignorar los contratiempos y de seguir sin más con lo programado.

Pero si sólo escribiera de lo bien que se está cuando se está bien y de lo capaz que me veo cuando me veo capaz, estaría mintiendo. A todos.

Todo el que tiene un proyecto a largo plazo (¿y qué es la vida, sino eso?) sabe que el camino no está exento de dificultades. Uno cae enfermo, y se siente impotente. O se le trastocan los planes por cualquier otra causa ajena a su voluntad. Lo que había planeado cuidadosamente acaba por resultar del completo revés. Lo que había esperado durante tantos días, finalmente, no sucede. Y a pesar de todo, el mundo, a veces rozando la crueldad, jamás se detiene.

Imagen

Los demás siguen con su vida ignorando nuestros problemas. Como probablemente nosotros ignoramos los suyos cuando el cuento cambia de protagonistas (aunque no sea a propósito). Es este constante y loco ir y venir de cada día, que nos acerca a tantas oportunidades y, a la vez, nos aleja de los que tenemos enfrente. De los que nos cruzamos. De los sentimientos. De lo verdadero. Aunque no siempre sea placentero.

Nos sentimos mal y salimos despavoridos en busca de un buen alma que nos escuche, olvidando que el dolor también es parte del trato. Como si no pudiéramos permitírnoslo, intentando escapar de toda evidencia que ponga de manifiesto nuestra vulnerabilidad. Y, a veces, tenemos suerte y nos pronuncian las palabras que buscábamos. Pero la mayoría, tenemos que desenmarañarnos nosotros a nosotros mismos. Como empezamos.

Y no es malo eso. Muy al contrario, lo necesitamos. Es cuando estamos abajo del todo, cuando ya no queda nadie que nos recuerde todas nuestras cosas buenas, cuando echamos mano de archivo y recordamos las veces en que fuimos capaces de salir adelante en una como ésta, e incluso de una mucho más difícil. No cambiaría por nada del mundo el orgullo de saberme capaz de cualquier cosa. Ésa es mi identidad y mi fuerza. Mi moneda de cambio.

Por lo tanto, no se trata de evitar la caída a toda costa, sino de saber remontar. De no quedarnos ahí quietos esperando a que alguien nos levante. De tener la constancia del que todo lo ha invertido, la fuerza del que no tiene más opciones y la osadía del que nada pierde. Porque, realmente, sólo pierde el que deja de intentarlo.

Me pregunto si merecerá la pena. Si quiero. Si puedo. Si debo. Quizás mañana todo sea diferente o quizás mañana quiera volver a este presente. Y siempre algo me dice que sí. Que mi camino está siempre hacia adelante. Que lo que atrás queda, atrás debo dejarlo. Que mañana siempre es un día nuevo y tengo el deber de volver a intentarlo.

Imagen

 

Y por supuesto que merecerá la pena.

Porque todo en esta vida merece la pena a menos que lo dejemos a medias, inconcluso, siempre abierto y siempre doloroso.

Los capítulos hay que cerrarlos, aunque duren un día, un mes o un año. Y seguir remando.

Cuando no tengamos remos, con las manos.

Pero seguir avanzando.

Que más vale lento que parado.

Imagen

 

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “Tocada, pero nunca hundida.

  1. irenpower dice:

    Antes me daba ansiedad venir a trabajar, lloraba y pataleaba, como los niños pequeños, muy igual.
    Ahora sigue sin apasionarme mi trabajo, aparte cada vez tengo más cosas que no me corresponden y la compensación de ningún tipo es, ah pues eso, que no existe; por tanto cuesta más trabajo aún. Pero aprendí a llevarlo, a pasar cada día, a ver que cada día estaré más cerca de algo que realmente me gusta, que esto es un mero trámite. Y claro que me sigo desesperando, de hecho me va a costar salud de los nervios que me llevo cada día, pero no puedo creer que esto será así y no tendrá recompensa, me niego.

    Así como en cada etapa, en el amor, por ejemplo, me han pisoteado y no por eso lo maldigo y dejo de luchar por algo en lo que creo, que cuesta es algo obvio, pero cada día me refuerzo un poco más.

    Y en el resto de cosas, con los amigos, la familia, las obligaciones, en todo momento tenemos altibajos, pero se sale de ellos, además, si eres unos de esos transatlánticos todavía te pueden ganar más batallas, pero nunca la guerra.

    ¡Ánimo pequeña!

    14 días =)

    • Claro que sí. Y más si tengo ami lado a personas como tú 😊 ¿sabes qué pasa? Que eso que haces ahora tendrá su utilidad en un futuro, aunque no lo creas. Siempre me acuerdo del discurso de Steve Jobs cuando explicaba que no sabía muy bien por qué se había metido en un curso de diferentes tipos de escritura. Pero mirando hacia atrás, ese curso le dio la oportunidad de crear el primer ordenador con diferentes tipos de escritura: comic Sans, times new roman, etc. Es el efecto mariposa. Dalo todo en lo que tengas que hacer hoy, aunque no te guste. Que ya lo entenderás… 😉 PD: falta menos! 😋

  2. Samy dice:

    De los malos momentos han nacido canciones maravillosas , poesias estremecedoras en las que conviven la pena, la desesperación , la melancolía ( palabra preciosa para definir un estado de ánimo enfermizo ) …los malos momentos son necesarios ..sin ellos no sabríamos reconocer los buenos momentos . Sin los malos momentos no avanzaríamos , seguiríamos a máquina parada (por emplear un término ciclista).

    Lo más difícil en la vida ya lo hemos hecho y conseguido : Ponernos a andar . ¿ Cuántas veces se cae un bebé antes de empezar a caminar? … se cae, llora , se levanta, se vuelve a caer , se vuelve a levantar etc. Si hubiese renunciado al primer intento , la humanidad andaría a gatas…..

    En la vida no se trata de no caerse sino de aprender a levantarse las veces que hagan falta. Cuanto antes uno/a se relacione con el sentimiento de frustración , antes lo identificará y antes lo superará …al final , si no es muy pesado , se convertirá en nuestro compañero de viaje.

    Que felicidad comprobar que estamos tocado pero no hundido. Como el Ave Fénix uno vuelve a renacer con fuerza colocando el listón más alto si cabe y volver a empezar……

    No, VIVIR no es fácil y a veces, como lo dice un cantante francés , “me gustaría que el planeta parara para que pudiera bajar “ …pero no se para y sigo contra viento y marea porque soy fuerte , decidida y luchadora a pesar de mis debilidades e incertitumbres ¿ verdad Marta?

    Recuerda : una vale lo que valen los esfuerzos de sus objetivos…Si te sientes tocada , llora , sécate las lágrimas y sigue adelante…..Te conozco muy bien y no eres de las que cortan la cuerda cuando pueden desahacer los nudos. Ánimo guapa!

    • Como siempre, si eres tú la que me lo dice, me basta. En concreto el último párrafo es que me ha desarmado. Gracias por creer en mí.
      Cada vez estoy más segura de que las batallas más grandes no podemos ganarlas solos. Y si yo gano ésta, os lo deberé a todos los que creéis en mí y me hacéis que yo también crea cuando dudo.
      Un súper abrazo Samy. Me encanta leerte, me da mucha fuerza… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s