¿Bailas?

images (6)

Últimamente siento que el tiempo se me escapa entre los dedos.

Que lo que sabía hacer, ahora casi no lo recuerdo.

Que lo que no he sabido hacer nunca, sigue estando en mi lista de “cosas pendientes”.

Y probablemente no sea la única que se sienta así, porque creemos que vivimos cómodamente, mientras que, en realidad, gastamos nuestra energía en correr. Pura y llanamente. Correr para no perder el bus, correr para no llegar tarde, correr para acabar antes y correr para tener más tiempo. Y el tiempo, cuando llega, está tan mal acostumbrado que continúa corriendo. Para no perder el salto de yo qué sé qué.

9211597_xl

En medio de un té, y como ella no tiene problemas para adivinarme el pensamiento, mi madre se dirigió a mí y me dijo: “Marta, en la vida hay tiempo para todo”.

Es cierto: una vida da para muchas cosas. 

Y aunque no sé exactamente para cuáles, sí sé que siempre son unas detrás de otras.

Nacer y morir (incluso varias veces). Equivocarse. Aprender y desaprender. Escribir un libro. Viajar. Enamorarse o quedarse en el intento. Caer y levantarse. Soñar despiertos y despertar a la vida. Destacar o ser invisible. Que todos te aplaudan o que nadie sepa dónde estás. Querer y ser queridos. Hacer y pedir favores. Llorar de alegría y de pena. Sonreír, reír y pegar carcajadas. Estar jodidos. Decir te quiero. Hacer lo que decimos. Decir lo que pensamos.

bailar_1-

Porque somos pequeños individuos destinados a cruzarnos (y, a veces, chocarnos) los unos con los otros en el camino durante un lapso de tiempo determinado. Y eso es todo lo que tenemos, todo lo que nos hace especiales respecto a las demás especies. Aunque a veces nos parezca poco y otras se nos haga largo. Así que hay que aprovecharlo.

Que no tengamos ahora lo que deseamos no significa que no vayamos a tenerlo nunca.

Significa que hay que esperar.

Pero no sentados.

Sentados sólo para volver a levantarnos.

flamenco

Y lo cierto es que hay tiempo.

Hay tiempo de arrepentirse, de retomar y de dejar ir. De mudarnos enteros, tanto de ciudad como de piel. De hacer lo que nunca hemos hecho. De querer hacer lo que antes no queríamos. De cambiar de opinión. De saltar.

Hay tiempo de rebelarse, de enfurecerse, de querer mandarlo todo al carajo. Y de mandarlo, irremediablemente.

Porque, a menudo, nos obcecamos con algo o alguien, sin darnos cuenta de que nada permanece como hace dos minutos. Todo cambia, por mucho que nos aferremos a ello. Y por esa misma regla de tres, lo que nos ocupa en este preciso instante no dice más de nosotros que lo que pasó hace diez años o lo que pasará dentro de veinte. Lo que hago ahora no define quién soy, define mi camino. Porque no hay camino que no empiece con un paso y acabe con otro.

De lo que sin embargo no hay tiempo, y no nos damos cuenta, es de desandar lo andado. De borrar las palabras dichas. De desconocer a las personas que conocimos. De volver a aquel lugar al que no fuimos. De no vivir aquello que vivimos.

Y es que hay cosas que se acaban. Quizá porque nunca debieron empezar, quizá porque tenían fecha de caducidad. Al igual que hay personas que no están destinadas a quedarse en nuestras vidas, sino a enseñarnos el valor de su partida, las cosas que no queremos ser ni tener o las cosas que tendremos que inventar para siempre cuando ellas ya no estén.

Por todo esto, me gusta pensar que

la vida es bailar nuestra propia canción entre un montón de gente que intenta bailar la suya. 

Y por eso yo bailo siempre y en todos sitios (al que no le guste, que no mire).

¿Bailas? 

Sin título-1

Anuncios
Estándar

11 thoughts on “¿Bailas?

  1. mafalda dice:

    Hola Marta, he dado con tu blog casi por casualidad………todavía estoy en shock, nunca nadie describió tan fielmente lo que guardo en mi interior, oposito como tu pero con algunas diferencias, tengo más de 40 años y la terminación de un trabajo fijo, me llevo a que mis cimientos de estabilidad comenzaran a tambalearse de una manera casi huracanada, ahora desesperada intento devorar los libros intentando que el futuro no se me oscurezca como hasta ahora , no me da miedo estudiar, dormir poco o madrugar, lo que me da miedo es fracasar y haberme perdido cosas de mis hijos que nunca más volverán, por mi pareja no hay problema, son muchos años juntos, muy unidos casi en simbiosis, siempre esta ahí como un actor secundario en el reparto de una película, no le puedo pedir más, es mi gran apoyo, pero el tema hijos…no lo llevo nada bien, si el resultado es positivo, pensaré que mereció la pena pues lo hago por ellos, si el resultado es negativo me da miedo porque no se como me levantaré.
    En mi soledad pienso con ese momento y siempre se me hace un nudo en la garganta, es algo que anhelo tanto que no se, que sensación…
    Me ha encantado tu blog, la perspectiva con que miras las cosas, y después de esto pienso igual que tu, yo quiero vivirrrrrr y no perderme nadaaa ni la cosa más insignificante.
    Déjame decirte que te he leído y que lo haré todos los días, para nunca borrar de mi mente el porque estoy haciendo esto y sobre todo por quienes.
    Mil besosss

    • Hola Mafalda!!

      No sabes hasta qué punto tú me has alegrado a mí el día. De verdad que sí. La mayor satisfacción para alguien que escribe una canción, un texto, una partitura o que, incluso pinta, creo que es que alguien te diga que “le ha llegado”. Hoy me siento satisfecha entonces 😁

      Eres muy valiente por hacer lo que haces, mucho más que cualquiera de los que no he hemos estado fuera y, por tanto, no sabemos con certeza lo que nos estamos perdiendo. Pero respecto a lo de si merecerá la pena te remito a mi entrada “Opositando, que es gerundio”, en la que digo (porque lo pienso) que una experiencia como ésta nunca puede pasar sin pena ni gloria, porque, como mínimo, nos ayuda a conocernos a nosotros mismos. Y si duro es perderte parte de la vida de otros, imagínate perderte tu propia vida! Haber convivido en el mismo cuerpo con un extraño durante tantos años!

      Supongo que todo en esta vida tiene un precio, y el que no lo paga antes, lo paga después. Los que opositamos tratamos de pagarlo de una sola vez y por adelantado. Pero los demás también tienen que pagar su parte… Aquí no se salva nadie.

      Me ha encantado, emocionado, motivado e impactado tu comentario. Aquí me tienes para lo que quieras y si lo deseas también me puedes escribir a lamejormaneradepredecir@gmail.com. Es más privado y se presta a otro tipo de confesiones!! Jajaja 😁.

      Un besazo enorme y gracias por contribuir a hacer grande este blog con tu comentario.

      Mua

  2. Samy dice:

    Nunca un@ pierde su tiempo : lo invierte o/y lo pone en la cuenta de la experiencia. Hay que hacer lo que estás haciendo para saber dónde están tus limites ( si algún día llegas a saberlo) . No vive el que no se arriesga aunque su vida esté repleta de placeres. Para mí es mucho peor no tener metas que alcanzar que no alcanzar sus metas. Disfruta del esfuerzo que estás realizando, aprende de él ( aunque este consejo te parezca masoquista) porque el esfuerzo es bello. No es tu enemigo sino más bien tu aliado. Siempre te hará falta , lo necesitarás , es tu socio.
    Si llegas a pensar así y a percibir este sentimiento dejarás de sufrir y de pensar que estás dejando algo en el camino.
    No hace falta que te repita cuánto te quiero y te aprecio.
    Tu “maman” francesa

    • Como siempre que te escucho, he ido leyendo cada renglón tratando de memorizar cada palabra. O mejor dicho, de grabarla en mi mente. Como aquello que me dijiste en tu despacho hace ya unos años: “los problemas hay que colgarlos detrás de la puerta antes de entrar. Y cuando salgas, los vuelves a coger”. Y he intentado aplicármelo desde ese momento el resto de mi vida.
      Supongo que para ver el esfuerzo como tú lo describes hace falta, además, personas que te demuestren que realmente ese es el camino. Y tú eres una de ellas para mí.

      Gracias por seguir leyéndome y por estar siempre, siempre ahí 😊

      ¡Yo también te quiero mucho! ❤

  3. María dice:

    Yo también creo que el estar opositando durante años a algo que se convierte en nuestro objetivo porque queremos que sea nuestro proyecto de futuro no significa que estemos perdiendo el tiempo metidos en nuestra particular cueva, aunque algunos así lo creen, sino más bien todo lo contrario.
    Todos los que estamos aquí estamos porque así lo hemos decidido y somos conscientes de lo que eso significa, pero no por ello debemos machacarnos pensando que estamos perdiendo el tiempo o escuchando a los que están fuera de este mundo repitiendo la misma cantinela un día tras otro porque si lo conseguimos no habrá mayor recompensa y si no lo llegamos a conseguir nadie podrá decir que no lo intentamos y aún así debemos estar satisfechos del camino recorrido durante todo este tiempo y de la experiencia vivida, porque como siempre me ha dicho mi preparador es el mejor máster que nos podríamos permitir.
    Al meterme en esto de la oposición siempre tuve claro que no quería quedarme con el qué pasaría si lo hubiese intentado, qué pasaría si me hubiese presentado. Siempre he pensado que hay que arrepentirse de lo que se hace y no de lo que no se hace. Solo nosotros sabemos hasta dónde podemos llegar e incluso descubrimos que somos capaces de hacer cosas que jamás pensábamos que haríamos.
    No creo que estemos perdiendo el tiempo sino todo lo contrario, creo que al final aprendemos a valorar el tiempo, aprendemos a exprimir los minutos, a disfrutarlos al máximo aunque sólo sean unos pocos porque como todos sabemos nuestras vidas giran en torno al reloj, cronos y tiempos.
    Por eso mismo si tiene que pasar, pasará y sino pues es porque no era nuestro momento o simplemente la vida nos tiene preparado algo mejor.

  4. Srta Apache dice:

    Guapa, soy nueva por aquí. Empiezo el mes que viene. Estoy buscando preparador o academia lo que queda de mes para empezar el día 1. Te acabo de descubrir y ya estás en mi lista de favoritos. Te seguiré de cerca. He leído varias publicaciones y me encanta lo que transmites. Vas a ser de gran ayuda. Ánimo y un fuerte abrazo

    • Hola Srta Apache!!!! 😊

      Cómo me alegro de que te haya gustado lo que escribo. Pero en realidad creo que no son las palabras, sino lo que éstas son capaces de arrancar en quien las lee. Quiero decir, sin un lector receptivo, con ganas de superarse, nada de lo aquí escrito tendría sentido 😊

      Un mega abrazo y muchísima suerte en esta nueva etapa 😉

      Muuuaaaa

  5. Hola Martiii ❤️ No había leído tu entrada!!! Madre mia!!! Me ha encantado!!!! Muchas gracias por hacernos sentir muy bien acompañadas en este camino de locura… En esta vida! Que aunque estés lejos y no te conozca, haces que todo esto sea más fácil y llevadero ! Besitos

      • Ajjajajajaja vale, retiro lo dicho 😂😁 Si te conozco, igual q tu a miii, hablo mas contigo que conmigo misma por lo menos jajaajja a lo largo de la mañana!! Aquí estaremos compis d opos, sister de rutina! Compis de blog, compis d faceb… Por todos lados!!!! 👏😁 abracito gigante pa tiiiii andaluza con arteee!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s