Lo que verdaderamente me trajeron los Reyes Magos

Día 6 de enero (07:00 a.m.)

Había sido una noche agotadora. Estaba demasiado nerviosa para conciliar el sueño. Además, en cualquier momento podía oír algo y no quería perdérmelo. De hecho, una vez escuché las pisadas de los camellos bajo la ventana, lo prometo.

Era una mezcla de alegría, euforia, ilusión y, por qué no decirlo, reparo. Después de todo, eran tres desconocidos forrados en pieles andurreando por mi casa. Por eso procuraba no levantarme ni al servicio: ¡vaya que se fueran!

Pero por muy largas que hubieran sido las horas, siempre acababa amaneciendo y yo levantándome con el primer rayito de sol. Recuerdo perfectamente apartarme el pelo despeinado de la cara para poder ponerme las zapatillas y abrocharme los botones de la bata con manos temblorosas. Las mismas que abrían el pomo de la puerta, lanzándome a un pasillo congelado y desde el que, a esa altura, sólo se podían ver unos pocos destellos que iban cobrando forma a medida que avanzaba por él.

Esos primeros segundos sola, en silencio, delante de los paquetes, son algo que recordaré toda mi vida.

El siguiente paso era despertar a todo el que hubiera en la casa. ¡Que supieran que los Reyes Magos habían venido!

Además (y esto vino perfecto para mi mente pre-jurista) siempre me dejaban alguna prueba de su paso por mi salón: copitas de anís a medio beber, el cuenco ya vacío del agua que había dejado para los camellos e incluso una carta. Ésta última fue la causa de que incluso llegara a pelearme con los niños en el cole, que trataban de desmontar mi realidad asegurándome que los Reyes no existían. Pero a mí no se me engaña tan fácilmente…

Con el paso de los años y después de preguntas cada vez más comprometidas, sentados en el mismo salón en el que tantos años los Reyes me habían ido dejado sus regalos, mis padres tuvieron que contarme la verdad. Pero ésta no fue “los Reyes no existen”, sino “los Reyes son la magia que vive dentro de tí y existirán siempre que tú elijas sentirlo”.

Y qué diferencia de una a otra cosa. Fue la vida respecto a la muerte. El punto de partida en vez del punto y final.

Así, al contrario que un desengaño (aunque nadie pudo evitarme el pechón de llorar), con el tiempo comprendí que aquel momento fue la catapulta para todos los logros que vendrían después. No sólo no dejé de ser la niña que se ilusiona cada noche de 5 de enero sino que, además, aprendí a conservar la ilusión para los que vinieron detrás, como mi hermana. Con más o menos regalos.

No existe una realidad predeterminada, sino que, a menudo, depende de cómo decidimos ver lo que está ante nuestros ojos. No hay realidad más verdadera que la de aquel que decide creer en ella.

Por eso, a partir de entonces, los Reyes han continuado trayéndome ilusión. Y este año, a pesar de la Navidad tan complicada que se nos ha presentado en casa, han vuelto a hacerlo. O, según como se mire, los hemos dejado volver a entrar.

Este año me han traído la oportunidad de valorar la familia tan maravillosa a la que pertenezco (un equipo de primera), las amigas tan geniales que tengo y que no me han dejado sola ni un segundo y el novio tan espectacular que me acompaña en este camino y que ha hecho lo imposible por arrancarme una sonrisa en todo momento y en cualquier lugar. Y, por supuesto, como no podía ser de otra manera y espero que nunca cambie… chuches, muchas chuches.

Que quede clara una cosa: los Reyes existen.

Pero para eso hay que creer en ellos, como sucede con los sueños.

Los niños no son unos ingenuos sino unos soñadores.

Y sólo el que sueña sabe hacia dónde tiene que dirigir sus pasos.

Yo creo en los Reyes Magos y lo seguiré haciendo hasta que llegue mi hora.

Porque…

dame una razón y te daré una explicación.

Pero…

dame una ilusión y moveré el mundo.

FELIZ DÍA DE REYES

Mi abuelo Pepe y yo, en la cabalgata de 1989.

Mi hermana Clara y yo, tal día como hoy en 1998.

Mi hermana Clara y yo, tal día como hoy en 1998.

Mi madre y yo. Navidad 1994.

Mi madre y yo. Navidad 1994.

Anuncios
Estándar

20 thoughts on “Lo que verdaderamente me trajeron los Reyes Magos

  1. Raquel dice:

    De una soñadora a otra:

    Yo solía escribir en estas fechas pero este año no he estado inspirada…
    Me has contagiado de ilusión, magia, optimismo, bravo Marta! Eso es vivir intensamente! !!

  2. María Jesús dice:

    Inpresionantemente bonito!! Me ha encantado, que don de la palabra tienes, maravilloso! Es el primer post que he leído tuyo, pero sin duda, voy a seguirte el hilo!! Enhorabuena guapísima!

    • Hola Maria Jesús!! Creo que eres amiga de mi hermana, verdad? He oído hablar de ti!! 😉 Encantada de conocerte.
      Mil gracias por tus palabras y por leerme. Es todo un halago.
      El blog es un medio para expresarme. Son reflexiones personales a raíz de haber empezado a opositar. Espero que te guste. Y de nuevo, gracias por comentarme.
      Un fuerte abrazo!

  3. maria conde rey dice:

    Es precioso,como todo lo que escribes…oye,tus sentencias van a ser obras literarias…jajajaja!ojala nunca perdamos la ilusion Marta😊😊😊,creo que es la base fundamental de la vida,sin una ilusion no habria motivo para seguir cada mañana!no dejare de leerte!ha sido un gran descubrimiento para mi tu blog!graciiias😊😊😊😊😊 y encantada😊😊😊

  4. VANESSA dice:

    Hola Marta! 😉

    Has conseguido emocionarme con este escrito y transportarme a aquellas maravillosas mañanas del día de Reyes.
    Bendita ilusión! Jamás debemos perderla 🙂

    Espero que hayas pasado unas felices fiestas, rodeada de tu gente y te deseo lo mejor para este 2015.
    Me alegro mucho de haber descubierto tu blog y en cierto modo, también a ti.
    Un beso enorme!!

  5. Hola Marta.
    ¡Con cada post te superas! Este me ha devuelto a mi niñez y me he sentido muy identificada contigo, porque yo también sentía esa mezcla de emociones en el cuerpo la noche de reyes. Nervios, ilusión e incluso un poco de miedo hacia esos tres reyes que se colaban en mi casa.
    Además, era la primera en levantarme y me quedaba unos segundos ahí parada viendo como cada año aparecían los regalos de esta mágica forma y luego a despertar a todos.
    Yo sí me sentí decepcionada y estafada cuando me enteré de la verdad y pasó unos años en que un poco desapareció esa ilusión, pero volvió y cuando hay niños a tu alrededor la recuperas a la fuerza, porque te la transmiten.
    Gracias por hacerme revivir esos momentos otra vez. Y espero que hayan sido generosos contigo. Un besazo

    • ¡¡¡Gracias, Clara!!! Eso espero yo también, que se hayan portado bien contigo 😉 Me alegra que hayamos compartido este tipo de recuerdos porque entonces me juego la cabeza a que tú también fuiste muy pero que muy feliz 😀
      Un abrazo

  6. Zoe dice:

    Lo que te han traido es lo verdaderamente importante! Así que enhorabuena por ello,no se puede se puede pedir mas 🙂
    Espero que también hayan venidos cargaditos de ganas para este nuevo año!

    Y..cuando apruebes la oposicion,escribirás un libro? 😊
    Es increible como enganchas desde el primer párrafo!
    Seguro que no soy la única que estaría ansiosa por leerlo!
    Mucho ánimoo y como bien dices, ilusión! En todo.
    Un abrazo muy fuerte

    • Jajajaja Todo a su debido tiempo. Ahora la opo. Después, ya se verá… Pero sí, me gusta. Disfruto recreándome en los pequeños detalles porque al escribir, vuelvo a vivir. Como al pintar.
      Muchas gracias por seguirme 🙂

      Un súuuper abrazo

  7. B. dice:

    Siempre he sabido que eres especial. Aunque te trate con exigencia, reconozco que logras conmoverme. Suerte compartir algo contigo. Bs

  8. Dalia dice:

    Qué bonito!! Cada vez que te leo es como si contaras lo que siento y lo que vivo, y además de una forma maravillosa!!!

    No me quiero repetir, pero me encanta!

    Besos y ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s