Ese momento

Ese momento en que sólo me queda llorar. O abrir la ventana (para que me dé un poco el aire, quiero decir).

Ese momento en que ya he cambiado la mesa de posición para no ver más lo que tengo enfrente, o me he cambiado yo directamente de habitación. Me refiero a cuando me he puesto todos los cartelitos habidos y por haber para recordar por qué estoy donde estoy y, a pesar de tener sobre la mesa más colores que cuando estaba en parvulitos, sigo queriendo abrir la ventana (para que me de un poco el aire, he dicho).

Ese preciso instante en que si leo una palabra más, vomito. Pero si no, también. Cuando ya no puedo dormir pero si estoy despierta me la paso ausente, hasta que de repente veo la hora que es. A veces creo que alguien, en una realidad paralela, se lo debe estar pasando bastante bien conmigo. Porque si no, no me lo explico.

Después de hacer yoga, meditación y de haberle gastado a mi madre todas las cerillas “de urgencia” de la cocina encendiendo velas (dicen que eso relaja). Después de salir al patio, al balcón y a por pan. De haber puesto en alto las piernas, de haber contado hasta diez y de haber hecho ¡el mismísimo pino con las orejas!… sigo en el mismo sitio. Y al principio tiene hasta gracia, pero a medida que va pasando el día, deja de tenerla.

Ese momento en que no sé si tengo frío o me sobra todo lo que llevo encima. Si sentarme en la escalera o no subirla. Si ponerme los tapones en los oídos o ir a denunciar al vecino de la casa de arriba, que no para de hablar con quien sea. Qué manía tiene la gente con eso de hablar, por favor…

El mismo instante en que me digo que ya no vuelvo a tocar el móvil y no han pasado ni cinco minutos y ya lo tengo, por supuesto en contra de mi voluntad, en mi mano otra vez.  Porque ya no sé si es mejor sola o con alguien. Aunque sea al otro lado de esa fría pantallita. Yo me empeño en que sola, desde luego, pero estoy empezando a pensar que al final va a ser verdad lo de que el ser humano es un ser social por naturaleza. Y ya veremos en qué queda esto, entonces. Porque sería una pena que después de todo el esfuerzo realizado no pudiera ejercer por no estar en mis cabales…

Cuando ya he cambiado de tema, de artículo y de bolígrafo. Cuando me he estudiado lo del final al principio y lo del principio al final. Cuando ya no sé qué hacer conmigo.

¿Bailo una canción y sigo? ¿Me tomo una sopa? ¿Me aprendo tres palabras en ruso? ¿Saco a mi perro? ¿Me doy una ducha? ¿Ordeno el cajón? ¿Saco punta a los lápices aunque use portaminas? ¿Pongo la mesa para luego? Las posibilidades parecen infinitas. Sí, parecen. Porque siempre se acaban. Y cuando eso sucede, lo usual es que acabe con el lápiz en la mano, como las médiums cuando entran en trance y comienzan a hacer círculos sobre los papeles que les van poniendo por delante. Con la diferencia de que yo luego paso los círculos a letras.

Y a veces funciona. Pero otras no.

Ese momento en que creo que no puede pasarme nada más y siempre me equivoco. Cada vez estoy más convencida de que el tan famoso Murphy tuvo que ser opositor. O, como mínimo, estudiante. Lo que pasa es que nadie lo sabe.

Menos mal que, al final, siempre llega ese glorioso momento en que, por fin, descubro que ¡aún me queda una cosa por hacer y que no se me había ocurrido antes!

¡El remedio a todos mis males!

¡La que seguro funciona!

¡el no va más!:

PONERME-A-ESTUDIAR.

Feliz día de estudio.

A los que estudian, y a los que nos aguantáis.

Anuncios
Estándar

16 thoughts on “Ese momento

  1. Andrea dice:

    Ese momento….😰😰 Pero se te ha olvidado el MÁS importante, ese momento en que te das cuenta que las 12 h que llevas con un tema ( incluso a veces mucho más!!) han dado su fruto y sin creértelo aún mucho, cantas el tema sin un pero, vomitando los artículos perfectos, ese momento supera con creces a toooodos los otros momentos FELIZ DÍA DE ESTUDIO GUAPA😘😘

  2. Vir dice:

    Debo decir que como siempre “chapeau” por tus palabras. ¡Ánimo en esos momentos! Retomar fuerzas con unas chuches y a continuar 🙂

  3. Esos momentos…¡Qué duros! Pero no desesperes, las nubes grises son parte del paisaje. Y esos momentos, no son más que eso nubes grises dentro de esta vorágine de las oposiciones.
    Cuando yo las preparaba, a mi me ayudaba dejar el estudio y salir a pasear con mis perros, necesitaba desconectar un momento para volver a conectar. Tomar contacto con el mundo real y hablar con alguien aunque fuera cinco minutos para volver a encerrarme y enfrentarme a ese temario.
    Me ayudaba tomar un puñadito de frutos secos, mejor nueces o almendras para reponer energías cuando me flaqueaban las fuerzas.
    Una infusión calentita de melisa cuando necesitaba relajarme porque estaba demasiado alterada, Y para dormir una mezcla que se llama duerme bien.
    ¡Ah! las velas si las enciendes, que sean de color anaranjado que ayudan a concentrarse. Ten siempre alrededor este color.
    Bueno, a lo mejor todo esto ya lo haces, pero espero haberte ayudado y hacerte ver que sé de lo que estás hablando. Es un camino largo y duro pero que algún día conseguirás tu objetivo y esto será solo un recuerdo, otra experiencia que te demostrará que las cosas requieren que hagas un esfuerzo para obtener la recompensa.
    Mucho ánimo y un fuerte abrazo.

    • Tendré en cuenta tus palabras. Es más, las guadaré como oro en paño 😉 Llevo una racha durilla y hay veces que si no te paras tú, se para el cuerpo directamente… jeje. Pero yo soy una strong independent woman! Y palante! 😛
      Gracias por leerme y por comentarme. Me dan la vida comentarios como éste.
      Un súper abrazo ❤

  4. maria conde rey dice:

    Como siempre,has clavado ese momento…pero…yo he de añadir un comportamiento muy habitual(por lo menos en mi caso)violar la nevera….jajajajaja!!!eres una crack!un besazooo Marta😊😊😊

  5. doralaopositora dice:

    Que identificada me siento!!! Cuando no sabes si tomarte un cortado o t va a poner mas tensa, por eso que dicen que ahora la cafeína ayuda a la concentración o tirar mano de la pasiflora o respirar hasta marearte o seguir la agujas del reloj… nunca pense que opositar me hiciera conocerme tanto y sacar recursos q jamas pense q existian!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s