Especial 14 de Febrero: San Valentín no disparaba flechas

hoteles-San-Valentin

SAN VALENTÍN.

Día de los enamorados.

 Y del amor.

Y de todos los que creen en él, aunque no tengan pareja. De hecho, los hay que la tienen y se encuentran solos. Porque no todos los que se dan la mano saben por qué lo hacen, ni todos los que están juntos se sienten cerca realmente.

Día también de los que celebran que, por fin, no están con alguien. Que no es poco.

Y, cómo no, de los que no hacen sino festejar, un día más, que quieren a sus parejas. Reitero, un día más. No el único.


Algunos tachan esta fecha de materialista, de invención de El Corte Inglés y de paradigma del consumismo. Y yo no lo niego. Pero, hablando con propiedad, la cosa viene de mucho antes. San Valentín fue un sacerdote romano que celebraba matrimonios en contra de la prohibición establecida por el emperador Claudio II. Y es un día que se celebra en muchos países del mundo, aunque la idea de que empezara a celebrarse en el nuestro fuera, sí, de Galerías Preciados. Además, si hay un día en el calendario para poder ir por la calle con globos y peluches sin que nadie se extrañe demasiado, como comprenderéis, yo no lo puedo dejar pasar.

Sin embargo, es curioso que nos rebelemos contra todo lo que tiene forma de corazón (es inofensivo, lo prometo) y no contra lo que hacen esos políticos que, al parecer, se han propuesto acabar con cada una de las libertades que tanto trabajo les costó conseguir a nuestros padres y abuelos. Y, de paso, con las arcas públicas. Ni contra los que nos engañan o se aprovechan de las circunstancias en que ellos mismos nos colocan con sus brillantes ideas día tras día para, después, obligarnos a correr en la dirección que a ellos les interesa. Muchos de los cuales, conviene resaltar, tienen nuestros votos. Aunque luego nadie se responsabilice de ellos.

Nos rebelamos contra un día en que, sea como fuere, mucha gente aprovecha para dibujar una sonrisa en la cara de aquellos a quienes quiere (no sólo parejas, sino amigos, familiares, compañeros, “nos-estamos-conociendo” y todo tipo de categorías intermedias entre unos y otros), pero permanecemos ajenos a la emigración que ya hacíamos enterrada en nuestro pasado y que ahora vuelve a instalarse como “lo normal” entre nuestros jóvenes; a la inmigración de aquellos a los que sólo les queda por perder su propia vida y, a pesar de ello, no dudan en arriesgarla con tal de alcanzar unas condiciones dignas; a la contaminación que emborrona nuestros cielos y desdibuja nuestras aguas, y a la necesidad de conservar esta gran casa a la que llamamos “planeta”.

Eso sí, San Valentín fuera.


Por todo esto, me da realmente igual el motivo por el que la gente se bese, envíe postales o regale flores un 14 de febrero. Lo importante es que lo sientan, y cualquier día del año. Porque estamos muy faltos de amor verdadero. De amor hacia los demás, pero también de amor hacia nosotros mismos. Hacia lo que somos, lo que hemos conseguido a lo largo de nuestra vida y, vida tras vida, a través de la historia. Hacia lo que conquistaremos. Hacia nuestros sueños, canciones, recuerdos, anhelos y pasiones. Porque todo eso es lo que hace grande a las personas, y todas unidas, a las civilizaciones. “Sólo el que ama tiene historia”, leí una vez. Y qué razón llevaba el que lo dijera.


Me pregunto por qué pasará entonces a la historia este momento en el que vivimos. Y francamente, no creo que sea porque celebrábamos San Valentín los 14 de febrero. En todo caso, seremos aquellos que sólo lo celebrábamos una vez al año. Y los que los 364 días restantes nos dedicábamos a no celebrar nada y a no buscar motivos que celebrar. Aunque San Valentín sea una porquería. Porque, así visto, todo lo es.

Es la ilusión lo que hace que los días sean especiales, no el nombre que les pongamos. No hay planes perfectos, sino personas perfectas para compartirlos.

Ojalá hubiera miles de San Valentín al año, y entonces desaparecería toda esta parafernalia.

Porque el amor ya no sería una excusa, sino la causa.

Ya no sería una excepción, sino la regla.

¡¡FELIZ SAN VALENTÍN A TODOS!!

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s